20 octubre, 2015 AuToMon3FD597

Seguridad proactiva i-ACTIVSENSE en el nuevo Mazda 6-2016

Una de las preocupaciones permanentes de la marca, siempre ha sido la seguridad en todos sus modelos. El nuevo Mazda 6 está equipado con una serie integrada de tecnologías de seguridad activas, denominadas i-ACTIVSENSE, únicas en su categoría y diseñadas para alertar, informar y proteger. Estas tecnologías usan equipos y sensores de última generación, para apoyar la percepción del conductor, de manera que pueda concentrarse en disfrutar la conducción en un entorno más seguro.

Todas las versiones del nuevo Mazda 6, incorporan de fábrica la tecnología i-ACTIVSENSE, que incluye principalmente:

–       Sistema de Monitoreo de Punto Ciego (BSM): informa en los espejos laterales sobre los vehículos que se aproximan, para realizar cambios seguros de carril.

–       Sistema Activo de Iluminación Frontal (AFS): Contribuye a la seguridad permitiendo al conductor ver los alrededores de las curvas durante la noche. El sistema gira los faros, dirigiendo el haz de luz en la dirección del movimiento del volante y la velocidad del vehículo.

–       Asistente de Arranque en Pendiente (HLA): permite retomar la marcha sin problemas en terrenos inclinados.

–       Asistente de frenado en ciudad delantero (SCBS-F): acciona los frenos para evitar o reducir un impacto a baja velocidad con el vehículo que se encuentra en frente.

–       Señal de Parada de Emergencia (ESS): activa las luces de parqueo cuando el vehículo se detiene de marera abrupta.

–          Sistema de frenado (ABS, EBD Y BA): proporcionan un frenado lineal y una respuesta inmediata en casos de emergencia.

El sistema i-ACTIVSENSE en la versión Grand Touring LX, incluye prestaciones adicionales como:

–          Sistema de Iluminación Inteligente (ADB): detecta la intensidad de luz y vehículos en la vía.  El sistema desactiva de manera automática e inteligente las luces LED (únicamente las que puedan afectar a otros conductores) para obtener de manera permanente, un amplio campo visual y la máxima iluminación, sin interferir en la visibilidad de otros conductores que estén en la vía.

–          Sistema de Permanencia en Carril (LKA): advierte con una alarma y vibración en el timón, cuando el vehículo pierde la trayectoria del carril.

–          Alerta de Atención del Conductor (DAA): sistema que detecta la fatiga y la disminución de atención del conductor y emite una advertencia invitándolo a tomar un descanso. Funciona a velocidades entre 65 a 140 km/h y después de 20 minutos de conducción.

–          Asistente de frenado en ciudad delantero (SCBS-F) y trasero (SCBS-R): acciona los frenos para evitar o reducir impactos, cuando el vehículo opera hacia adelante (funciona entre 4 y 30 km/hora) o en reversa (funciona entre 2 y 8 km/hora) cuando detecta una  obstrucción.

FUENTE: FACEBOOK MAZDA.